domingo, 20 de junio de 2010

Alah - Antes de Mohamed (Mahoma)


Después de poner una verdadera joya de la vivencia mística islamica. Vamos ver el Islam desde la mirada historicista.

El articulo no es mío (hay un link a la fuente al final):

Mucho tiempo antes de nacer Mahoma las tribus árabes venían adorando a este Aláh, conjuntamente con otros 360 o más ídolos residentes en el santuario de la Ka'báh o Ka'abah en la ciudad de Meca (Makka). Según las creencias paganas de la época, Al-ilah o el dios-luna, estaba casado con la diosa-sol que era percibida por las tribus árabes como una deidad femenina y esposa de Aláh. Las estrellas eran sus hijas. Por cierto, el símbolo de la luna en su cuarto creciente, con las estrellas a su lado, simbolizaba al dios-luna acompañado de sus hijas. Los nombres de éstas eran Al-Lat, Al-Uzza y Monat. Al-Lat, y Al-Uzza son formas femeninas del nombre Aláh . Alrededor de estas tres diosas hijas de Aláh se generalizó un culto que se propagó como pólvora por la península arábica y que era especialmente peculiar de la tribu Quraysh. De dicho culto y su extensión dan fe numerosos hallazgos arqueológicos.
En diversas excavaciones arqueológicas se han encontrado estatuillas del dios-luna en la que se ve la luna en cuarto creciente. Esta fase lunar es la que exhiben en sus banderas nacionales distintos países islámicos y ocupa un lugar prominente en todas o en la mayoría de las mezquitas musulmanas alrededor del mundo. El origen pagano de Aláh , por sí solo, descalifica de cuajo a Aláh como dios viable, aunque como veremos más adelante, ésta no es la única razón para descalificarlo.

El autor se declara ateo - eso podría costarle la vida en algunos paises musulmanes - sigo con algun otro fragmento de este post:

Como hemos mencionado, Aláh residía en convivencia con otros 360 o más dioses paganos en medio del culto idolátrico que se llevaba a cabo en la Ka'báh desde tiempos pre-islámicos. Competía allí por la atención de los adoradores tribales. Las tribus árabes, particularmente la Quraysh, rendían culto al dios-luna (Aláh) mediante los siguientes ingredientes y procedimientos:
# 1. El uso del símbolo del cuarto creciente lunar y las estrellas.
# 2. La oración de cara a la Ka'bah varias veces al día.
# 3. El peregrinaje una vez en la vida a la Meca (Makka).
# 4. Las siete carreras alrededor de la Ka'bah.
# 5. El beso y la caricia de la piedra negra.
# 6. Tirándole piedras al diablo en un arroyo o Wadi.
# 7. Sacrificando una oveja.
# 8. Dando limosnas a los pobres.
# 9. Ayunando durante todo el mes que comenzaba y terminaba con la luna en cuarto creciente también llamado el mes de Ramadán.
Por lo que acabamos de señalar, habrá percibido mi aguzado lector que en el diseño de su flamante sistema religioso Muhammad adoptó el nombre del dios, los símbolos, los ritos y las ceremonias paganas que desde antaño venían usándose en el culto al dios-luna. Semejante sincretismo dio pie para que el teólogo bautista August Strong acertara al decir que el Islam es una especie de "paganismo en forma monoteísta".
Muhammad le puso por nombre Islam a la nueva fe. Islam significa "sumisión" y ciertamente asfixiados viven perennemente los muslámicos bajo el peso de esta "sumisión" que es extrema y severa en demasía. Desdichadamente, no es una sumisión en la que entran por amor sino por miedo. Se asemeja más a una esclavitud de marcha forzada contraria a todas las ansias y a las más altas aspiraciones libertadoras del espíritu humano. En el Islam Aláh es la personificación misma de una voluntad arbitraria. En contraste, en el cristianismo, la sumisión a Dios es voluntaria y amorosa y la dedica el creyente a un Dios que también es amor. En consecuencia, el acatamiento de la voluntad del Dios Bíblico llega a ser un deleite en vez de una agobiante carga.
fuente - sentir-luchar-vencer-podemos.blogspot.com
Y un clofon vivencial:
En mí ciudad ha habido siempre un cierto número de musulmanes que, más o menos, han convivido con el resto de forma respetuosa. Buscandose la vida sin crear problemas, intentando vivir bien, en una libertad y prosperidad que jamás tuvieron en su Marruecos natal.
Pero de unos años para acá la población "mora" ha crecido mucho y ha traido un nuevo tipo de gente: islamistas que se apropian de barrios enteros de la ciudad. Barrios en los que no somos bienvenidos el resto (tendriais que ver como me miran cuando me paseo con una camiseta con la bandera de Israel o del Tzahal), barrios en los que las mujeres van con chilabas y velos, barrios en los que no se oye una sola palabra en español, ...
Y ¿sabeis quién h
a salido perdiendo? los musulmanes que estaban aquí desde mucho antes y a los que presionan para que vuelvan a ser "buenos musulmanes", y ya sabemos todos lo que eso representa.
Puedo poner el ejemplo de una mujer a la que le he comprado pastelitos marroquíes desde hace bastante tiempo y que era feliz aquí. Ahora ha tenido que esconder en el armario los vaqueros y las camisetas y ponerse ropa más "apropiada" para una mujer islámica.
Ya no es feliz.
Ya no es libre.
Ya no la deja ser liberal.
Ya le prohiben estra occidentalizada.
El islam la ha alcanzado

http://sentir-luchar-vencer-podemos.blogspot.com/2006/11/rub-al-kaaba.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor - paticipa en este blog.

Me gustaría tener algo de feed-back.
Tu opinión, tu experiencia, tus pensamientos, vinculos a videos, presentaciones, blogs, web's...